Ir directamente a la información del producto
1 de 4

Crum Black

Crum Black

Precio habitual 264€
Precio habitual Precio de oferta 264€
DESCUENTO DE LANZAMIENTO AGOTADO
  • Modelo personalizable en altura, color y/o ancho.
  • Contactar por WhatsApp para personalizar este modelo.

Las sandalias Crum irradian feminidad atrevida y elevan instantáneamente cualquier look. Confeccionadas en España con piel metalizada con grabado de serpiente y diseñadas con tiras delgadas en los dedos de los pies y talón con correa ajustable al tobillo.

PERSONALIZABLE EN COLOR

Mismo material piel animal print, sin coste adicional.

Consultar otros materiales y colores disponibles.

PERSONALIZABLE EN ALTURA

Consultar alturas disponibles y tallas.

AJUSTE AL ANCHO DEL PIE Y/O TOBILLO

Sin coste adicional.

RECIBE TU PEDIDO EN 7-14 DÍAS

El servicio de personalización no admite cambios o devoluciones al ser alpargatas fabricadas por encargo y a la medida.

DESGLOSE DEL PRECIO Y DETALLES

  • Modelo 3 *piezas, 189€
  • Cuña de yute natural 80/20mm, incluida
  • Exterior piel animal print, +20€
  • Correa de piel con hebilla metálica, 55€
  • Forro y plantilla sin marcas y fácil limpieza
  • Plantilla acolchada con una almohadilla para mayor comodidad
  • Sin costuras burdas para evitar rozaduras y cuidar los pies más sensibles y delicados
  • Perla de Patricia Rosales en la suela del pie derecho
  • Artículo fabricado artesanalmente y cosido a mano

*Llamamos pieza a todo patrón que entra a la máquina de aparar por separado.

HISTORIA DEL MODELO CRUM

Diseño en homenaje al chef inventor de las patatas fritas de bolsa, George Crum. El legado de Crum perdura en el delicioso y revolucionario invento de las patatas fritas en bolsa. Originadas a partir de un acto de ingenio y rebeldía en respuesta a una queja de un comensal exigente, estas finas y crujientes delicias pronto se ganaron el corazón y el apetito de muchos.

La historia de las patatas fritas en bolsa, o "Saratoga Chips", se remonta a un día singular en el resort Moon's Lake Lodge en Nueva York, en 1853. En medio de una cena, un cliente, Cornelius Vanderbilt, conocido por su fortuna en el negocio de los ferrys a vapor, expresó su insatisfacción con las patatas fritas que le sirvieron, las cuales consideraban demasiado gruesas y blandas. El chef a cargo, George Crum, decidió abordar la situación con un toque de ingenio y desafío. En lugar de complacer al cliente, Crum optó por lo contrario: cortó las patatas lo más finas posible, las frió a fuego fuerte y las sazonó con sal. Sorprendentemente, Vanderbilt no solo las probó, sino que las encontró deliciosas y pidió más. Esta reacción inesperada desencadenó una avalancha de interés por estas patatas fritas innovadoras, que pronto se convirtió en un fenómeno culinario popularmente conocido como "Saratoga Chips". A pesar de las normas sociales de la época que desaprobaban su consumo sin cubiertos, estas delicias se volvieron irresistibles para la clientela, marcando así el comienzo de una revolución gastronómica liderada por el ingenio y la audacia de George Crum.

La apertura del establecimiento propio de Crum, Crum's House, marcó el comienzo de una era en la que las patatas fritas no solo se servían en el restaurante, sino que también se comercializaban en cajas para llevar. A pesar de los obstáculos y las limitaciones impuestas por la sociedad de su tiempo, Crum se convirtió en un precursor en la industria alimentaria, aunque lamentablemente su contribución no pudo ser reconocida formalmente debido a las barreras raciales de la época. Sin embargo, su legado perdura como un testimonio de ingenio, audacia y pasión culinaria que ha dejado un impacto duradero en la cultura gastronómica mundial.

Ver todos los detalles